3 de octubre de 2011

¿Cómo encontrar a tu alma gemela y conservarla?



Momentos antes de tomar un vuelo a Miami, estaba hablando con a very special someone, quien me preguntó sobre mi columna semanal. Mi respuesta fue, ya está, no me encanta, pero en el avión la trabajo, a lo que me respondió  “En el vuelo te va a quedar una columna de mayor altura”.

Vuelo en curso, mi respaldo hacía atrás y mientras intentaba estar cómoda, comienzo a escribir la columna con una frase que todas las mujeres debemos tener presentes como un mantra en nuestro día a día: “Un nunca debe ser la fuente de la alegría de una ”. Este mantra es muy importante sobretodo en paises como el nuestro, en el que al no tener novio o marido todo el mundo te pregunta: ¿por?, ¿para cuándo?, “tan bonita y sin novio”, entre otras muchas cosas más…
Permanecer dentro del porcentaje de solteros, lejos de ser algo positivo, es interpretado por la mayoría de las personas como algo voluntario o que te resta valor. Para muchos es dificil comprender que en el proceso de soltería, algunas mujeres se encuentran trabajando en su espíritu y escogiendo bien a esa persona que la va a completar.
Creciendo con esas creencias en mente, cuando aparece el primer hombre en el camino, la mayoría de las mujeres se aferran a él, lo toman como la única fuente de su felicidad, aceptación y como el que  finalmente les dará un lugar apropiado dentro de la sociedad. Cuando el hombre se va, dichas mujeres sienten que se mueren y por ende, su vida ha llegado al fin.

El hecho que las mujeres hoy seamos profesionistas, capaces de ganar lo mismo o incluso más que ellos, con posibilidades de proveer a nuestra familia y a nuestros hijos, no significa que seamos hombres. Ahí es donde existe una gran confusión, por este enredo se generan muchos problemas de pareja e incluso divorcios.


Las mujeres tratan de ir en contra de su naturaleza, y no importa que tan fregona sea, siempre debe estar consciente que tiene un rol en esta vida y que el hombre tiene otro.


Si estamos en constante trabajo espiritual, repitiéndonos el mantra del principio, entonces caemos en otro rubro, el aspecto sentimental, en donde se busca el alma gemela. Hay que tener muy presente que dos almas no pueden conectarse entre sí, a no ser que cada individuo este conectado con su alma también. Con esto quiero decir que si una mujer esta esperando que un hombre sea su fuente de luz y ella no ha pasado el proceso de descubrir ¿quién es?, ¿para qué esta aquí?, es decir, si no construye una relación con ella primero, no puede haber una relación entre almas gemelas.

A diferencia de lo que comúnmente sabemos, que los opuestos se atraen, desde que estudio me he dado cuenta que realmente es al contrario, lo que se atraen son los semejantes. Las relaciones no son una competencia, el trabajo personal consiste en entender que una relación de pareja es una sociedad en la que cada uno tiene su rol, donde no hay que pelear por ver quien gana, sino combinarse para complementarse.

Es súper importante que la mujer se de permiso para ser mujer y le de la oportunidad al hombre de ser hombre, porque si estas esperando a que el hombre cambie o aprenda, no va a suceder. Depende de una, de cómo lo encamines con tus acciones.

La mujer debe de aprender que ella es la que administra la energía en la relación, si no aprende como administrarla, sabiendo cuándo decir que si, cuándo no, cuándo contestar el teléfono, cómo lidiar con las cosas, cómo comunicarse, qué es lo que necesita su hombre, o cómo elegir al hombre correcto, el proceso será casi imposible de concretarse de manera positiva.
Parte del rol de la mujer, es permitir al hombre el derecho a conquistarla. Los hombres tienen que ganarse el derecho de poseer las cosas, es muy importante que ellos sientan que deben de hacer un esfuerzo por tenerlas. La satisfacción de ellos no es su responsabilidad, sino de ellas, si una mujer no le da la oportunidad de ganárselo, le quita la oportunidad de sentirse satisfecho, lo que traerá consecuencias negativas, ella le está cortando las alas y cerrando todas las puertas.
Nuestra responsabilidad como mujeres es dar oportunidades a los hombres para que nos ganen y se sientan satisfechos en la conexión con nosotras. Si la mujer no le permite luchar por ella, le quita al hombre la oportunidad de apreciarla. Entonces, las mujeres no deben de quejarse por estar siendo poco valoradas, porque lo están, por nunca darle la oportunidad al hombre de trabajar por ellas.

Los hombres necesitan sentir que la mujer es un premio, experimentar la recompensa de ganar el reto, y eso dura para siempre. No importa si la mujer tiene un novio o está casada, es importante siempre operar desde ese lugar en el que el hombre sienta que lo que tiene de nosotras, es un regalo que se ha ganado.

Lo realmente importante es que la mujer siempre se repita: “El hombre nunca debe de ser mi fuente de alegría”, y no importa si están al principio, a la mitad o al final del vuelo que te llevará a tu destino, siempre es momento para entender que las relaciones no son una competencia, son una sociedad y mereces tener a tu lado el mejor hombre del universo, siempre y cuando tu seas la mejor mujer, dispuesta a llenar el universo de un hombre.


3 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

He venido de mi Twiter y te he encontrado como seguidora de mi espacio. Ahora lo tengo un poco abandonado, porque el blog que tengo me absorve bastante tiempo; a parte de las otras cosas que estoy haciendo.
Después de este pequeño sermón; te diré que es cierto lo que dices en tu artículo. Primero se debe conocer a uno mismo y posteriormente encontrar a un hombre o mujer que sea semejante y no opuesto a nosotros.
Por lo que se refiere a las mujeres es cierto que tienen que seguir unas pautas para que el hombre se sienta que ha conseguido lo que pretendía.
Me ha encantado tu blog y, si me lo permites, me hago fiel seguidor de tan maravilloso espacio, lleno de magia y sentimientos.
Por si quieres visitarme, mi blog se llama poesiayvivencias.blogspot.com
Un abrazo.

Alex Ruiz Luna dijo...

Hola Ana Laura antes que nada espero estés bien, he leído tu articulo y tienes razón, los tiempos cambian y la mujer tiene derecho a realizarse esos pensamientos de antes ya no aplican hoy en la actualidad, te mando un abrazo y espero podamos estar en contacto, saludos, Alex Luna

Alex Ruiz Luna dijo...

Hola Ana Laura espero estés bien, he leído tu comentario y tienes toda la razón esos pensamientos quedaron atrás, la mujer tiene todo el derecho a realizar sus sueños y anhelos tanto personales como profesionales, espero algún día poder tener la suerte de conocerte personalmente, mientras llega ese día, te mando un abrazo, saludos, Alex Luna