19 de febrero de 2010

Diez líderes de opinión, en pro del empoderamiento de la mujer en medios digitales.

En el 2010, un grupo de diez mujeres, unimos fuerzas para darle voz a las mujeres en medios digitales, en pro del empoderamiento de la MUJER: 

En el siglo pasado, las mujeres tuvieron que luchar trinchera por trinchera para obtener espacios en dónde poder expresar su opinión dentro los medios de comunicación tradicionales.

En medio de una revolución social y cambios drásticos en el entorno cultural de nuestro país, México fue testigo del progresivo avance de las mujeres dentro de los medios de comunicación, convirtiéndose algunas en verdaderos líderes de opinión.

Hoy, en el 2010, la sociedad es testigo y partícipe de una revolución en los medios de comunicación, revolución que nos llevará a la gradual desaparición de los medios impresos, cediéndole su lugar a los medios electrónicos emergentes. Es en este rubro, donde las mujeres han tomado la voz cantante convirtiéndose en “periodistas de la red”. Mujeres que han sabido aprovechar el poder de las redes sociales -desconocido por muchos comunicadores de la vieja escuela- para llevar el periodismo al siguiente nivel y así convertirse no solo en líderes de opinión, sino en ejemplos a seguir.


Es cierto, el periodismo ha evolucionado, convirtiendo a las redes sociales en su herramienta fundamental para generar contenido, interactuar con su público, escuchar las inquietudes, dudas, opiniones y tomarlas en cuenta.

Son ellas, diez féminas que tienen un blog donde expresan su opinión, un alto numero de seguidores en twitter que va ‘in crescendo’ quienes lideran esta revolución. 
Ellas comunican, responden, informan, generan contenido, bromean, platican y utilizan todas las herramientas de la web 2.0 para empoderarse y transmitir su valor periodístico, contagiando e inspirando a hombres y mujeres a informar e ir siempre un paso adelante en cuestión periodística e informativa. 
10 líderes de opinión, en pro del empoderamiento de la mujer 
en medios digitales. :


  1. Angélica de la Vega: CNN Expansión
  2. Ana Laura Martínez Pereyra: Escritora. 
  3. Maria de las Heras: Encuestadora de Demotécnia, conductora de radio, debate en Foro TV.
  4. Nadia Molina: Editora de Televisa Interactive.
  5. Fernanda de la Torre: Colaboradora de Contenido, Actual, Newsweek en español, Uno Noticias, RMX y Milenio
  6. Ana Vásquez Colmenares: Comunicación política y branding personal.
  7. Nuria Díaz Mazo: Periodista, editora de Política y Cultura en Quién.
  8. Diana Celorio: Titular del noticiero de Uno TV.
  9. Ana Paula Ordorica: Periodista de Grupo Imagen y conductora de Foro Tv.
  10. Yuriria Sierra: Conductora de Cadena Tres Noticias y de Imagen Informativa. Columnista de Excélsior

18 de febrero de 2010

Giovanna la de Marte. Relato participante en el concurso: Tuiteras Prostitutas.

RELATO PARA EL CONCURSO: TUITERAS PROSTITUTAS.
                             

Tweet: 
@Tereso: @GiovannaStaFe Te escribí una canción ricura, se llama: “Giovanna la de Marte.”

¿A qué me dedico? Soy muchas cosas, aparte de mis obligaciones de Stepford Wife, ahora resulta que también soy musa de canciones. 


¿De cuándo acá, una puta tuitera, desata tal cantidad de pasiones que le escriben una canción titulada “Giovanna la de Marte”? 

Sí, me llamo Giovanna, pero ¿de Marte?, Giovanna de Santa Fé o de Uber Twitter hubiera sido mas prudente, pero ¿de Marte?, ¿a poco los marcianos twitean?

Si me gané el adjetivo de marciana, por contribuir en el despertar sexual de muchos twiteros al inspirar trabajos manuales propios de rituales paganos jarochos, va, le entro, bien merecido lo tengo, porque una cosa es quién paga la cirugía y otro el que la disfruta.

Mi vagina se llama Atalia, le tuve que poner nombre, no podía dejar que el noventa por ciento de mis decisiones las tomara una extraña. Ser mujer es un deporte de alto rendimiento, sobre todo con dos ejemplares 34 B, hand size hermoso con el que todos han soñado. 


Para poner la cereza en el pastel, sepan que uso mi tanga de pedrería como rosario, siendo cada piedra uno de mis misterios. 

Este estilo de vida, provoca celos, por eso mi moral es triple como la de las poblanas, de doce de la noche a tres de la mañana soy puta, de tres a siete de la mañana soy medio puta y de siete de la mañana a doce de la noche soy monja.

¿Quién sabe las vueltas que puede dar una llave, sobre todo cuando detrás de la puerta hay una cama? ¡Qué Dios no me perdone esta noche! 


El mundo se arregla en la cama, es como cuando tocan a tu puerta a pedir Halloween, es cuestión de abrir bien las piernas y decirle al chamaco ven para acá, los dulces los tengo adentro. De ahí es solo un peldaño el que hay que subir para encaminarte al éxito, lo que pase después depende de cómo fue el sexo.

¿Para que lidiar con besos sabor cigarro? cuando en Twitter no hay olores, sabores ni contacto humano, pura pinche fantasía. Tengo amor a mi disposición, pero el olor y el sabor: NOT


Debería de por lo menos querer y creer en el amor que me da mi Stepford husband. Pero el amor haz de cuenta que es como el RISK, me gusta jugarlo por turnos.

El amor y la putería son un juego de guerra napoleónica, donde el amor y el deseo pelean territorio con la estrategia militar correcta, en los territorios específicos erógenos y románticos, la geografía de mi cuerpo y la logística de campañas extensas, para que mi beca de Stepford wife siga con crédito ilimitado en mi American Express Black.

No tener nada, te da carácter. La gente cambia, pasan cosas. Tenía amor, más no buen sexo, cambié, abrí mi cuenta en Twitter y me llené se seguidores calientes. 


Para ser prostituta tuitera, primero te tienes que deshacer del problema y ¿cuál era el problema? la virginidad. 

Que Dios me perdone, ¡no!, no, no, el perdón hay que buscarlo en otra parte y a mi me lo concedió Twitter. Así fue como conocí a @Tereso. Quién sabe desde cuando me sigue, pero yo le di follow apenas antier y hace apenas tres Twits me entero que me escribió una canción: “Giovanna la de Marte”, extenso el poder de una calentadita, porque hasta canción me escribió.

Antes de ser puta twitera, fui mujer. 


Después de puta lo más difícil es acostumbrarse a acostumbrarse, soy tan buena pretendiendo que estoy bien. Si no lo vives, no lo entiendes, la divina perversidad es mi disfráz. 

La necesidad ha crecido y se niega a irse, porque putas como yo, tienen blackberry en mano twenty four seven, así estoy solo a un tweet de distancia de los #TuiterCalientes dispuestos a un strip tease en WebCam, un dirty talk por Messenger o a encuentros clandestinos en moteles en el sur de la ciudad de México.

Es común para mi recibir Direct Messages cómo:


@Chupacabras: “Con tacones es más rico.”
@Diddy: “Eres un accidente inesperado sexual”
@JavierMLX: “Ten cuidado hasta donde subes el listón, porque luego tienes que bajarlo.
@PawOle: “Me contaron algo horrible: David se fue un año a Londres y no tuvo sexo, hay que hacerle el #twitfavor.”
@Tereso: “Estas bien rica, mami”

Además de ser prostituta tuitera, soy la señora de la casa en la mejor zona de Santa fé, a mi esposo le puse su propio ringtone, si eso no es amor, ¿entonces qué es? 


Todo es cuestión de puntos de vista, soy puta en mi vida on line y señora en mi vida off line